realizar la mudanza

Consejos básicos para realizar la mudanza y no fracasar en el intento

¿Te mudas y no sabes por dónde empezar? Seguramente creas que realizar una mudanza es un proceso aburrido, largo, costoso, estresante… Desde Caralca, queremos que el comienzo en tu nueva vivienda sea lo mejor posible. Para conseguirlo, te indicamos algunos consejos sobre cómo realizar la mudanza de manera organizada y efectiva. Con todo lo que te vamos a contar, la mudanza no va a ser estresante. sino una etapa bonita en tu vida que vas a disfrutar.

Mudanza

 

Antes de nada… ¡respira hondo!

No dejes que el estrés pueda contigo: organiza bien la mudanza y mantén la calma. Cambiarte de casa puede ser un proceso duro y nostálgico, pues quizás dejes atrás amigos, familia, los recuerdos en tu antigua casa… Pero, ¿sabes qué? Cuando una puerta se cierra, otra se abre. ¡Nunca mejor dicho! Las cosas buenas terminan para que vengan otras mejores, y seguro que en tu nueva vivienda tendrás una vida inmejorable. Y más si es en Caralca 😉

Casa nueva, vida nueva: deshazte de todo aquello que no necesitas

Para realizar la mudanza, te recomendamos que antes de guardar tus pertenencias y muebles en cajas, hagas una limpieza previa para seleccionar qué necesitas llevarte a tu nueva vivienda y qué otras cosas son prescindibles. Es un buen momento para dejar a un lado los objetos que ya no usas o que no se encuentran en buenas condiciones. De este modo, evitarás horas de desempaquetar cosas que no vas a utilizar y dispondrás de más espacio para embalar lo que realmente sí vas a necesitar. Además, la limpieza que hagas es dinero que te ahorras en el camión de mudanza.

Cuanta más limpieza hagas, más fácil será el proceso y más hueco tendrás en tu futura vivienda. No se trata de tirarlo todo, sino de hacer una limpieza estratégica. Además, puedes ayudar a otras personas y contribuir al medioambiente con sencillas acciones como dar la ropa que ya no te sirva a la beneficencia o darle a otra persona los muebles que no quieras de tu antigua casa. ¡Te haces un favor a ti mismo y a los demás!

Organiza tus cajas con etiquetas

Después de estos pasos, ya puedes comenzar a empaquetar. Te recomendamos que para realizar la mudanza de forma más organizada utilices etiquetas en función del contenido de las cajas, para marcar los objetos frágiles. Emplea además, papel de burbuja para su embalaje. Te ayudará a proteger los objetos más frágiles. Utiliza tanto cajas como bolsas de basura. Un truco: distribuye las cajas por estancias de la casa. Así, te será más fácil localizar posteriormente todo aquello que necesitas para cada espacio de tu nuevo hogar.

¡Utiliza los muebles para embalar más cosas!

Respecto a los muebles, si quieres realizar la mudanza de una forma más cómoda y rápida no vacíes todos los cajones. Los objetos que no pesen mucho o incluso gran parte de la ropa, la puedes dejar dentro del mueble. Eso sí, asegúrate de precintarlo bien para que no se abran. En este apartado, es conveniente que protejas bien todas las esquinas de los muebles y si has desmontado más de uno, guarda todos los tornillos en una bolsita que después tengas localizada.

Si tienes mascota, esto te interesa…

Al igual que para ti puede ser un proceso estresante, tu mascota también lo notará. Será difícil para tu mascota cambiar de casa, ya que un animal se acostumbra a su hogar. Para que sea más fácil para tu amigo, visita el piso previamente para que tenga un primer contacto con la zona y la vaya conociendo. También puedes hacerte con un buen transportador para que el trayecto sea lo más como posible. ¡Y no te olvides de su cama! Llevar su cama puede hacerle sentir en casa estando en cualquier sitio.

Prepara un kit de supervivencia: ¡lo necesitarás!

Te aconsejamos que prepares una bolsa con cosas imprescindibles para pasar los primeros días en la nueva vivienda. Puedes añadir ropa para cambiarte, productos de higiene… y también te recomendamos que prepares otra bolsa con algo de comida. Los primeros días serán de ir de un lado para otro, por lo que te será mucho más fácil si te preparas previamente.

Ya estás listo para mudarte a Caralca: ¡celebra el fin de la mudanza con nosotros!

Por último pero no menos importante, cuando hayas terminado de realizar la mudanza ¡Celébralo! Ahora comenzarás a disfrutar de tu vivienda de obra nueva, es el principio de historias, risas y sueños de la mano de Caralca.

 

Si estás pensando en cambiar de casa, puedes conocer las promociones que tenemos para ti; seguro que una de ellas es justo lo que estás buscando. Con lo que te hemos contado, la mudanza no es para tanto, ¿verdad? Nadie tiene ganas de mudarse, pero te aseguramos que eso cambia en Caralca: estarás tan motivado por mudarte a nuestras viviendas que la mudanza va a ser pan comido para ti.

¿Qué mejor manera que cambiar tu vida mudándote a alguna de las promociones de Caralca? Cambia lo bueno por algo mejor, ¡múdate a Caralca!

preloader